El CCC ya no está activo, pero no pierda la esperanza

Hemos estado en silencio por mucho tiempo. Los tiempos han cambiado. El proyecto que comenzó como el CCC duró alrededor de un año en el sótano del edificio que alquilábamos en la Avenida Fernández Juncos, en Santurce. Luego de cerrar las puertas por múltples razones, algunos integrantes del colectivo se fueron de la isla, y algunos de los que nos quedamos continuamos distribuyendo información en eventos como FLIA y otros eventos al aire libre. Como saben las personas que nos visitaron durante el tiempo en el sótano, teníamos una colección enorme de libros que llevamos a nuestras casas al cerrar nuestras puertas. Nos daba pena salir de ellos, ya que era una colección impresionante. Luego de varios meses y mudanzas, durante las cuales la colección pasó de casa en casa, decidimos que era una pena mayor aún que estuvieran clausurados en nuestras casas en vez de en manos de personas que les daría más uso que nosotros.

Unimos fuerzas con algunxs vecinxs y otras organizaciones, y esa colección fue liberada en la avenida Ponce de León como la primera donación del proyecto Libros Libres, que desde entonces ha crecido de forma autónoma y descentralizada, y ahora tiene ubicaciones en varios puntos de la isla.

Aunque como colectivo ya no estamos activxs, ya que varios no estamos en la isla o nos estamos dedicando a nuestras familias, seguimos trabajando en nuestras comunidades para crear un mundo mejor y más justo.

El correo electrónico del colectivo sigue activo, aunque admitimos que no lo revisamos con mucha frecuencia. No significa que no nos debes escribir, eventualmente te responderemos.

Vivimos en tiempos interesantes. El futuro siempre ha sido incierto, pero los eventos político-económicos del último año han demostrado que las cosas, si las dejamos en manos de lxs mismxs de siempre, sólo empeorarán. Pero no podemos perder la esperanza. Las estructuras tradicionales insostenibles comienzan a colapsar, y entre las grietas están germinando las semillas del mundo nuevo.

Tenemos que mantener los ojos y corazones abiertos. Esperar lo mejor mientras nos preparamos para lo peor. Somos todo lo que tenemos, y sólo juntxs lograremos construir un futuro y una vida digna para todxs.

En solidaridad, amor, y anarquía,

Colectivo Autónomo CCC.

 

A %d blogueros les gusta esto: